Snacks saludables que podrás llevar siempre contigo

Hay muchas actividades de nuestro diario que están retomando la presencialidad. Las universidades ya están abandonando poco a poco las clases virtuales y hemos vuelto a nuestras oficinas y lugares de trabajo; por eso queremos compartir contigo tres snacks saludables que puedes preparar desde casa para volver a tus actividades de forma sana.

Comer entre horas no es necesario para todos, sin embargo, si eliges “picar” algo antes de una comida lo recomendable es hacerlo con conciencia, eligiendo alternativas sanas, evitando snacks comerciales que pueden contener exceso de azúcares añadidos, sodio, grasas trans, entre otros componentes que no son de beneficio para nuestro cuerpo.

Por lo anterior escogimos tres recetas fáciles que puedes preparar en casa para llevar a los lugares que necesites.

Piña a la plancha

Corta la piña en rodajas o pedazos, pasa los pedazos de piña por la sartén engrasada y bien caliente; sin dejar que se tuesten retiralos y déjalos sobre un plato.

Puedes comer los pedazos de fruta mientras permanece caliente o puedes dejarlos enfriar, rociarles jugo de limón con stevia y reservarlos en la nevera para comerlo cuando quieras.

Chips de zanahoria y calabacín

Pela la zanahoria y el calabacín y luego córtalos en láminas finas. Mezcla los vegetales con las especias aromáticas que más te gusten (orégano, pimienta blanca, romero y pimienta negra recién molida con un poco de aceite de oliva virgen extra) Coloca las rodajas bien extendidas encima de una placa de horno forrada con papel vegetal y hornea durante 20 minutos a 110-150ºC vigilando de vez en cuando para evitar que se quemen.

Chips de kale al horno:

Para hacer los chips de Kale al horno limpiando perfectamente las hojas de la col con agua para eliminar cualquier residuo. Asegúrate de secarlas muy bien, porque si las dejas húmedas los chips no estarán crujientes.

Después separa las hojas grandes de los tallos y cortarlas en trozos pequeños para meterlas en un recipiente y añadir aceite de oliva. Si quieres añadirle un toque especial a tus chips añade especias al gusto (te recomendamos usar ajo molido, chile en polvo o pimienta negra), Si no, mezcla bien el aceite y las hojas, hasta que se empapen. Mientras precalienta el horno a 175°

Coloca las hojas de Kale en una bandeja de horno bien aceitada para que no se peguen en la base, dejando espacio entre ellas. Luego mete la bandeja y hornea los chips durante 8 minutos, después dales la vuelta a todas las hojas y hornéalas durante 5 minutos más, asegurándote que no se quemen.