Manipulación y preparación de los alimentos

Actualmente no existen pruebas de que el contagio con el virus de la COVID-19 ocurra a través de los alimentos o de sus empaques, es posible que la infección se produzca al tocar la superficie o un objeto contaminado por el virus y luego tocarse la cara.

 

El mayor riesgo proviene de estar en estrecho contacto con otras personas mientras compras alimentos fuera de casa y mientras se atienden los servicios de entrega de alimentos a domicilio. Como el objetivo es evitar cualquier enfermedad transmitida por alimentos siempre es bueno observar la buena higiene al manipularlos.

 

Precauciones con los envases y la manipulación de los alimentos

  • Retira todos los envases innecesarios y deséchalos en un cubo de basura que tenga tapa.
  • Saca de los envases los alimentos que has encargado y colócalos en un plato limpio; luego, desecha los envases.
  • Limpia los productos enlatados con un desinfectante antes de abrirlos o guardarlos.
  • Lava a fondo y con agua corriente los productos no envasados, como las frutas y las verduras.
  • Lávate las manos inmediatamente después con jabón y agua, o utiliza un desinfectante para las manos a base de alcohol.

Consejos generales sobre higiene alimentaria

  • Lavarse muy bien las manos con jabón y agua durante al menos 20 segundos antes de preparar los alimentos.
  • Utilizar tablas de cortar separadas para preparar carne y pescado crudos.
  • Cocinar los alimentos a la temperatura recomendada.
  • En lo posible, mantener los productos perecederos refrigerados o congelados y prestar atención a las fechas de vencimiento.
  • Eliminar los restos de comida de una manera higiénica y reciclar los envases apropiadamente, a fin de evitar la acumulación de desechos que puedan atraer pestes.
  • Lavarse las manos con jabón y agua durante al menos 20 segundos antes de comer, y asegurarse de que los niños también lo hagan.
  • Utilizar siempre utensilios y platos limpios.

Encuentra más consejos en la página web de unicef