Cinco alimentos para fortalecer el sistema inmune y frenarle el paso a los virus

Nuestro cuerpo está formado por billones de células que cuplen diversos roles  y a su vez funcionan como un ejército organizado que nos defiende y su objetivo es mantenernos saludables.

Este ejército lo conocemos como sistema inmunológico, que es un mecanismo complejo, inteligente  y vital para la supervivencia que como todo ser vivo depende de unos hábitos de higiene, buena alimentación, práctica de ejercicio y horas de sueño para funcionar de manera adecuada.

En esta ocasión nos centraremos en lo que necesita nuestro cuerpo para funcionar bien ante amenazas causadas por bacterias o virus como el actual COVID-19.

Según la Organización de la Naciones Unidad para la Alimentación y la Agricultura, FAO, el consumo de alimentos que contienen vitaminas y minerales es clave para prevenir enfermedades y fortalecer las defensas del cuerpo.

 

 

1.Consume alimentos que contengan vitaminas con la C

 

Según la FAO, la palabra vitamina viene del latin ‘vita’ que significa vida. Varios tipos de alimentos contienen vitaminas que ayudan al sistema inmune a defenderse de infecciones y brindan propiedades antioxidantes que protegen las células y los tejidos de tu cuerpo.

La vitamina C se encuentra en el grupo de frutas cítricas como la guayaba, naranja, mandarina, kiwi, tomate e incluso en verduras de hojas verdes como el brócoli.

 

 

2. Consume alimentos ricos en vitaminas como la ‘A’

 

La vitamina A se encuentra en alimentos de origen animal y vegetal y son fácilmente absorbidas por el organismo.    La mejor manera de adquirir vitamina A es a través del consumo de alimentos como el hígado, productos lácteos como la leche, huevos, mantequilla, o a través de las frutas o verduras de color amarillo o naranja intenso como las zanahorias, auyama, mango y papaya, o comiendo las de color verde oscuro como las acelgas y espinacas, entre otras.

 

3. Consume alimentos que tengan vitamina ‘B’

Las vitaminas del complejo B ayudan a las células de tu cuerpo a generar la energía que aportan los alimentos y a usar los nutrientes para reparar los tejidos. Por supuesto, fortalece tu sistema muscular, cardiovascular y gastrointestinal, beneficia el sistema inmune y disminuye enfermedades infecciosas en adultos mayores.

La mejor manera de adquirir esta vitamina es consumiendo cereales integrales, avena, trigo, maní, algunas frutas, carne de cerdo, pescado, verduras de hoja verde, espárragos y alimentos que contengan proteínas.

 

4. Hidrata tu cuerpo con agua

La falta de líquido en el cuerpo favorece el proceso de deshidratación, hace que el organismo pierda la energía, te puede dar fiebre y puedes quedar expuesto a una baja en el sistema de defensas. Por ello es necesario que te hidrates a menudo, debido a que esta práctica te ayuda a:

 Regular y mantener la temperatura corporal.

 Permitir el transporte de los nutrientes hacia tus células.

 Lubricar tus articulaciones.

 Aportar sustancias minerales necesarias para el buen funcionamiento del organismo.

 

 

5. Consume pescados y mariscos

 

Los pescados son fuente principal de alimentos como el omega 3 y proteínas que favorecen el buen funcionamiento del sistema inmune y según un informe de la BBC Mundo, los animales marinos contienen zinc, elemento químico que ayuda a las células llamadas linfocitos a responder de manera adecuada ante el ataque de virus o bacterias.