Lavado de ropa

Es necesario que seamos precavidas y tener sentido común con el cuidado y limpieza de ropa.

 

No se sabe aún con certeza cuánto tiempo sobrevive el virus de la COVID-19 en las telas, pero muchas prendas de vestir tienen elementos de plástico o metal en los que podría vivir unas pocas horas o inclusive días.

 

Entre las prácticas recomendadas están retirarse los zapatos al entrar a casa, cambiarse de ropa por prendas limpias al regresar a casa después de estar en lugares concurridos, y lavarse las manos con jabón y agua inmediatamente después.

 

Lavado de la ropa en el hogar

 

Lava las sábanas, las toallas y la ropa con regularidad.

 

  • Para minimizar la posibilidad de que el virus se disperse por el aire, no sacudas la ropa sucia.
  • Lava la ropa con jabón o detergente y con agua lo más caliente posible. Seca la ropa completamente. Tanto el lavado como el secado ayudan a matar el virus.
  • Lávate inmediatamente las manos con jabón y agua, o usa un desinfectante para las manos.
  • Lava o desinfecta la bolsa o el cesto de la ropa sucia. Puedes considerar guardar la ropa sucia en bolsas desechables.

Encuentra más consejos en la página web de unicef