Conoce los beneficios que las aguas saborizadas naturales traen a tu cuerpo

La alimentación es un factor importante cuando intentamos llevar un estilo de vida saludable, por esta razón queremos compartir contigo algunas recetas y beneficios que las aguas saborizadas naturales o infusiones de frutas tienen para ti.

Lleva una vida compuesta por hábitos que te permitan disfrutar de tus actividades favoritas, mientras te alimentas con recetas y productos con múltiples beneficios para tu cuerpo, que te permitan adquirir una rutina sana.

Por esta razón queremos compartir contigo uno de nuestros secretos para que evites la retención de líquidos,  aumentes tus defensas y puedas hidratarte de forma natural con aguas saborizadas naturales o infusiones de frutas.

Este tipo de bebidas son muy diferentes al agua común y a las bebidas isotónicas que usan los deportistas para recuperar las sales perdidas durante sus entrenamientos. 

Esta alternativa natural,  puede ayudarnos a hidratarnos sin aportar demasiadas calorías, situación que es perfecta si estamos haciendo dieta o nuestro propósito es reducir el % de calorías consumidas en el día. Además, nos brindan una buena nutrición según las frutas con las que preparemos nuestra agua saborizada, ya que podemos tomar vitaminas, proteínas, minerales y fibras en un mismo vaso.

Conoce algunos beneficios que podrás disfrutar al consumir este tipo de bebidas:

  • Te ayudará a proteger los órganos y permitir que trabajen correctamente.
  • Permitirá que tu piel se mantenga joven y suave
  • Te ayudará a eliminar la deshidratación producida por el café, el alcohol,  los refrescos, los medicamentos, el calor y el ejercicio.
  • Lubricarás tus articulaciones

Te recomendamos nuestras mejores recetas de aguas saborizadas naturales, para que complementes tus comidas favoritas y reemplaces las bebidas azucaradas en tu alimentación.

Pepino, menta y jengibre: 

Primero pela el pepino y córtalo en rodajas finas. Retira las hojas de menta de sus tallos, apílalos en la palma de tu mano y aplastalos para liberar su sabor.

Después corta de 2 a 3 rodajas de jengibre si quieres añadir a tu agua saborizada un toque picante. Coloca todos los ingredientes en una de las jarras y utiliza una cuchara de madera para mezclarlos.

Nota: El jengibre puede ser reemplazado por limón.

Limón y naranja:

Corta 1 o 3 rodajas gruesas de naranja y luego corta en trozos, cada una. Repite el proceso con el limón. Luego añade los trozo en una jarra y revuelve.

Naranja, piña y fresa:

Corta tres rodajas gruesas de naranja y luego rebana en cuadros cada una. Repite el mismo proceso con rodajas gruesas de piña y quítales la piel.

Después, introduce todos los ingredientes en una jarra y utiliza una cuchara de madera para mezclar.

Para complementar tu infusión, corta las fresas en rodajas y mételas en una jarra. Añade a la mezcla agua de coco y viertela en la jarra completamente.

Una vez tienes todos tus ingredientes en jarras, es momento de añadir agua. Puedes utilizar cualquier tipo de agua, incluso con gas. Estas aguas saborizadas naturales saben mejor después de pasar un día completo en el refrigerador, haciendo infusión.

NOTA: Estas aguas saborizadas naturales pueden durar hasta una semana, y se pueden rellenar con agua por lo menos dos veces más antes de tener que empezar de nuevo con ingredientes frescos. El sabor disminuye con cada recarga, pero seguirá siendo deliciosa.